Visitas al Puente de Hierro

El Puente de Hierro fue inaugurado en 1882. En 1871 el puente de piedra había sufrido una gran avenida del Ebro y se estaba reparando, Logroño se queda sin puente para pasar el Ebro de un lado a otro así que los ingenieros municipales montaron una gran barcaza de madera que cruzaba el río a diferentes horas llamada balsa de los Pontoneros.

Visitas al Puente de Hierro en Logroño

Un Regimiento de Infantería de Valencia formado por más de 200 hombres cogió la balsa, pero un desequilibrio en la embarcación hizo que zozobrase y que cayeran al agua, perdiendo la vida 90 soldados.

Se pide ayuda a Sagasta para dar pronta solución al problema y, gracias a su intervención se logran fondos para la financiación del puente de hierro que será proyectado por Fermín Manso de Zúñiga.

Se utilizaron 1.106 toneladas de hierro repartidas en los 330 metros que mide el puente.

El hecho que el puente sea mucho más largo que el ancho del río contribuyó a la leyenda errónea de que este puente había sido diseñado para otros lugares como Sevilla, Santiago de Compostela o Cuba y que gracias a Sagasta había acabado en Logroño.

El Puente de Hierro sirvió para unir la otra orilla del Ebro y las Bodegas Francoespañolas con la vía férrea, a través de la actual calle Sagasta, un ejemplo más del interés de Práxedes Mateo Sagasta de convertir Logroño en una ciudad abierta, burguesa y moderna.

Fermín Manso de Zúñiga será el encargado de la reconstrucción del  nuevo Puente de Piedra inaugurado en 1884,  esta vez con menos arcos y más anchura entre ellos, así como una rasante más elevada para permitir el paso de más cantidad de agua.

PIDE INFORMACIÓN

¿Quieres reservar esta visita guiada?

Si quieres conocer esta visita y recorrer otros rincones de la ciudad de Logroño, no esperes más y reserva tu visita ahora mismo. Estamos deseando conocerte y enseñarte los encantos de nuestra tierra.

Pin It on Pinterest